¿Igual decir “Discapacitado” o “persona en situación de Discapacidad”? La Corte se pronuncia!

Comunicados - abril 15, 2017

FaceBook(img)-ProcedimientoCorte

Aunque parezca obvia la respuesta para ciertos grupos de estudio de discapacidad, algunos legisladores o para familias de “Personas con discapacidad, no es extraño encontrar que el vocablo “Discapacitado” sea usado por personas de la sociedad, noticieros, otros legisladores e incluso Hospitales que atienden Personas en alguna situación de discapacidad.

El término “discapacitado” en la Ley 1306 de protección a la personas con discapacidad se reemplaza por “Persona en situación de discapacidad” según dictaminó la Sentencia C-043 del 1de febrero de 2017 de la Corte Suprema Constitucional.

Esta sentencia (C-043/2017) explica y justifica su decisión:

“Discapacitado” como aparece en el artículo 25 de la ley 1306 de 2009, puede entenderse como contraria al derecho a la igualdad. El término deberá reemplazarse por la expresión “persona en situación de discapacidad”.

De esta manera, ya no sería opcional utilizar un término o el otro, pues la sentencia le da fuerza al hecho de respetar ante todo la condición de “Persona”.

 

El problema que la Corte Constitucional debió resolver fue la de analizar si el vocablo “Discapacitado” que aparece en la Ley 1306 de 2009 vulnera los artículos 1[i] y 13[ii] de la Constitución Nacional de Colombia, el artículo 4[iii] de la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad, y si constituye una palabra peyorativa de un lenguaje discriminatorio.

La Corte debía resolver si éste era un término de una alta carga emotiva que transmite mensajes descalificadores de manera tácita o encubierta.

Las voces que defienden el uso natural del lenguaje podrían argumentar que lingüísticamente está bien dicho y que se incurriría en discriminación si existe intención de hacerlo, pero no por el simple hecho de decirlo ni por el término en sí mismo.

Pero existe una frágil y delgada línea entre la libertad de expresión y el derecho a la dignidad y contrario al naturalismo lingüístico, los defensores de derechos humanos advierten que el lenguaje sí tiene una carga de significados y que no es igual hablar de prostituta que de trabajadora sexual, ni de indigente que de habitante de la calle, o en el ámbito médico no es igual hablar de una persona que padece tuberculosis o lepra que hablar de tuberculoso o leproso.

Y es ese poder simbólico del lenguaje que tiende a legitimar prácticas culturales y a descalificar a ciertos grupos sociales, lo que la Corte encontró como herramienta que transgrede la dignidad de las personas a quienes supuestamente la Ley debe proteger.

Así pues, consideró que el término “discapacitado” utilizado en el artículo 25 de la Ley 1309 de 2009 resulta peyorativo y atenta contra el derecho a la igualdad, aunque en sí misma la Ley no tuviese la intención de violar los derechos.

Sin embargo, la solución no es simplemente eliminar este vocablo de la Ley 1309/2009 porque eliminaría al sujeto a quien pretende defender la Ley, con la consecuencia de un mayor vacío jurídico y mayor desprotección de estas personas.

La Corte lo resolvió al dictar una sentencia en la que deberá reemplazarse el término “discapacitado” por la expresión “persona en situación de discapacidad” para ir en la misma dirección del sentido de la Constitución.

Las implicaciones de esta sentencia pueden traspasar el simple hecho de “hablar mejor” o que una Ley (1309/2009) quede mejor escrita, pues al ser un dictamen de carácter Constitucional, otras expresiones legislativas o aquellas de uso común estarían amparadas por la misma sentencia, cuando la situación implique el uso inadecuado de los términos.

De esta manera, las personas en situación de discapacidad podrían reclamar el derecho a no ser discriminados a expensas del uso de expresiones peyorativas, en particular, el vocablo “discapacitado”, además que existe un consenso universal en la legislación de Derechos Humanos acerca de la definición de discriminación como la distinción, exclusión o restricción que tiene el propósito o el resultado de obstaculizar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio de un derecho, en igualdad de condiciones.

En conclusión, no se trata de un simple vocablo, y el uso de la expresión “persona en situación de discapacidad” es el acercamiento inicial para legitimar la dignidad y la protección de los derechos de diversidad e igualdad, a su vez que hace cumplir la intencionalidad de la Constitución.

[i] ARTICULO  1 de la Constitución Nacional de Colombia. Colombia es un Estado social de derecho, organizado en forma de República unitaria, descentralizada, con autonomía de sus entidades territoriales, democrática, participativa y pluralista, fundada en el respeto de la dignidad humana, en el trabajo y la solidaridad de las personas que la integran y en la prevalencia del interés general.

 

[ii] ARTICULO  13 de la Constitución Nacional de Colombia Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley, recibirán la misma protección y trato de las autoridades y gozarán de los mismos derechos, libertades y oportunidades sin ninguna discriminación por razones de sexo, raza, origen nacional o familiar, lengua, religión, opinión política o filosófica.

El Estado promoverá las condiciones para que la igualdad sea real y efectiva y adoptará medidas en favor de grupos discriminados o marginados.

El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan

 

[iii] ARTICULO 4 de la Convención sobre los Derechos de las personas con discapacidad. Para lograr los objetivos de la Convención, los estados se comprometen a:

  1. Cooperar entre sí para contribuir a prevenir y eliminar la discriminación contra las personas con discapacidad.
Encuentra artículos de contenido académico Visita la pagina de la revista Haz click aquí

Información de contacto

Teléfono: (57-1) 6215337

Fax: (57-1) 6350841

Dirección: Calle 94 No. 15-32 Of. 609

Edificio El Portal de la 94

Bogotá - Colombia

Patrocinadores Oro:

  • Patrocinador
  • Patrocinador

Patrocinadores Plata:

  • Patrocinador
  • Patrocinador
  • Patrocinador

Patrocinadores Bronce:

  • Patrocinador
  • Patrocinador

Sociedades Internacionales a las cuales pertenecemos:

  • Asociación Colombiana de Sociedades Científicas
  • Asociación Médica Latinoaméricana de Rehabilitación
  • Federación Internacional de Neurofisiología Clínica IFCN
  • Sociedad Internacional de Medicina Física y de Rehabilitación ISPRM